dissabte, 25 de maig de 2013

PER UNA COMISSIÓ DE LA VERITAT SOBRE ELS CRIMS DEL FRANQUISME.


Diumenge, 24 de maig a les 11 h.



La Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo convoca a los medios de comunicación a la rueda de prensa que tendrá lugar mañana en el Ateneo de Madrid (c/Prado 26), a las 11.00 horas, para presentar la campaña contra el desamparo jurídico y político de las víctimas del franquismo y reivindicar la creación de una Comisión de la Verdad en España que garantice el derecho a la verdad, la justicia, y la reparación de las víctimas.

La Plataforma presenta este viernes, 24 de mayo, a las 11 horas, en el Ateneo de Madrid, la puesta en marcha de una campaña nacional e internacional para denunciar ante las instituciones españolas, europeas y ante las Naciones Unidas, el desamparo jurídico y político que sufren todavía hoy las víctimas de la dictadura, así como el incumplimiento de la legislación internacional sobre derechos humanos por parte del Estado español y sus instituciones judiciales.

La campaña pretende movilizar a los ciudadanos para exigir el apoyo de las instituciones nacionales, europeas y agencias de Naciones Unidas para que se constituya una Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo que establezca una verdad oficial sobre la dictadura.

Decenas de asociaciones de la memoria histórica y de víctimas de todo el Estado han decidido constituir esta Plataforma unitaria con el fin de generar un clamor democrático en la sociedad que impulse esta iniciativa.

Se trata de lograr, de una vez por todas, una respuesta institucional que se corresponda con la legislación internacional de derechos humanos y establezca una verdad oficial sobre este período negro de nuestra reciente historia que fueron los cuarenta años de dictadura.

Como parte de la campaña, la Plataforma recabará el apoyo de organizaciones sociales, sindicales y políticas y del conjunto de la sociedad civil en nuestro país y en el ámbito internacional para que apoyen la creación de esta Comisión de la Verdad.

Con esta campaña se busca un compromiso democrático y político del conjunto de la sociedad para desarrollar esta Comisión, un compromiso similar al que hizo posible crear las Comisiones de la Verdad en Argentina, Chile o Sudáfrica, entre otros países, y que ha permitido ajustar cuentas con las dictaduras y dar respuesta a la demanda de verdad, justicia y reparación de las víctimas.








9 de marzo de 2013

El derecho a la verdad, la justicia y la reparación es un derecho humano de las víctimas, especialmente de aquellas que lo han sido como resultado de los crímenes de genocidio, guerra y lesa humanidad, de las que fueron eliminadas, secuestradas, ejecutadas extrajudicialmente mediante juicios sumarísimos injustos, torturadas, exiliadas, desaparecidas, sustraídas a sus familias naturales por mecanismos y métodos diseñados por los aparatos de poder organizados desde el Estado o fuera del mismo, pero con su apoyo y reconocimiento.

En España, todos esos delitos fueron cometidos por la cruel dictadura franquista que nació de una sublevación militar en 1936, Contra el régimen legítimo de la República apoyada por el fascismo y el nazismo europeo.

Hoy, la lista de sus atrocidades todavía sigue incompleta, lo mismo que el derecho de las víctimas de esos crímenes a la verdad, la justicia y la reparación.

Los cadáveres de al menos 120.000 personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la posterior represión franquista, que convierten a España en el segundopaís en número de fosas comunes,esperan justicia en miles de fosas y cunetas de toda la geografía española.

Esperan justicia los niños robados y sus familias; 30.000 niños secuestrados por la dictadura, a los que cambiaron sus nombres en el Registro Civil y entregaron en adopción a familias adictas al régimen. Práctica que siguió sucediendo hasta entrada la democracia. Justicia esperan las mujeres que fueron doblemente víctimas por sus ideas y su condición de ser mujer.

Justicia siguen esperando las decenas, centenares de miles de víctimas detenidas, torturadas, perseguidas, exiliadas, ejecutadas en juicios sumarísimos, sometidas a trabajos forzosos, guerrilleros etc. Una justicia que, todavía hoy, 35 años después de la desaparición del franquismo, el Estado y los tribunales les siguen negando una y otra vez.

La primera iniciativa de las víctimas que ha tenido trascendencia ante la justicia española, fue la presentación de varias denuncias y querellas por víctimas y asociaciones de víctimas, organizaciones de derechos humanos y de la memoria histórica, sindicatos y otros organismos, en 2006 ante la Audiencia Nacional. El 16 de octubre de 2008, el juez, al que le se asignó la causa, la admitió a trámite y ordenó que se investigaran los supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la época franquista, ordenando que se identificara a los responsables y ordenando varias exhumaciones y la formación de una comisión de expertos, entre otras medidas.

Paradójicamente, el Tribunal Supremo, en contra de su propia doctrina en otros casos, no sólo paralizó la investigación, sino que ordeno el procesamiento del juez que la había iniciado.

La sentencia de 27 de febrero de 2012 dictada por este tribunal en la causa contra el Juez, al que absolvió, supuso un atropello a los derechos de las víctimas y a su resarcimiento por vía judicial de la Verdad, Justicia y Reparación. Esta sentencia establece que no cabe investigar penalmente los crímenes del franquismo y afirma que los delitos están amnistiados y han prescrito, además de considerar que a esos crímenes no se les puede aplicar los principios del Derecho Penal internacional.

Con esa resolución, el tribunal confirmó la impunidad total de la que hasta ahora habían disfrutado los responsables de crímenes internacionales contra los derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y la posterior represión franquista. Ha sido una renuncia explícita a la investigación y sanción de estos crímenes, así como a la búsqueda de la verdad.

Al mismo tiempo, el gobierno Rajoy ha resuelto vaciar de contenido la insuficiente ley de la Memoria Histórica, a la vez que ha empezado a recortar los derechos y libertades que tan caros fueron de conquistar como respuesta al malestar social provocado por la crisis económica, mientras ampara los homenajes al dictador.

No podemos ni debemos aceptar que se consoliden estos retrocesos después de los avances logrados en muchos años de lucha en común.

La verdad sobre los crímenes franquistas es un derecho y un instrumento imprescindible para la consolidación de la democracia española, pero también para que las generaciones venideras, que tienen el derecho y el deber de conocer la verdad, conozcan y se formen en los valores de la libertad, la justicia y la convivencia.

La causa de las víctimas y de la memoria democrática está en peligro. Porello, en el Encuentro estatal de Asociaciones de la Memoria Democrática y de Víctimas del Franquismo, celebrado el pasado 29 de septiembre en Madrid, decidió constituirse en Plataforma por la Comisión de la Verdad.

La reclamación de una “Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo” se sustenta en el derecho internacional, en las comisiones de Argentina, Chile o Sudáfrica, entre otros países; y en las resoluciones y recomendaciones de Naciones Unidas (Comité de Derechos humanos, Grupo de trabajo sobre desapariciones forzadas, Comité contra la tortura) y del Consejo de Europa sobre nuestro país. Unas recomendaciones que han sido desoídas e incumplidas sistemáticamente por la justicia y las autoridades españolas.

En esta nueva etapa creemos que la Comisión de la Verdad es la principal respuesta de las Asociaciones a la legítima aspiración a saber lo que sucedió, cómo y por qué, y para seguir exigiendo verdad, justicia y reparación. Igualmente seguiremos apoyando otras iniciativas como la querella en Argentina y las acciones de víctimas y asociaciones ante organismos internacionales.

Esta plataforma pretende promover y desarrollar la petición de una Comisión de la Verdad como un movimiento unitario, una acción colectiva que, respetando la autonomía e idiosincrasia de cada asociación, nos permita dar todos juntos una batalla jurídica, política e institucional en España y ante las instituciones internacionales.

Entre todos, asociaciones, y ciudadanos comprometidos con la democracia, tenemos que dotar de vida a la Comisión de la Verdad. Se trata de levantar un edificio jurídico, político y ético sobre los crímenes cometidos por la dictadura franquista.

Aspiramos a una Comisión de la Verdad, constituida con garantías sobre los principios del derecho internacional, integrada por personalidades independientes, nacionales e internacionales de reconocido prestigio democrático, y aceptada por las instituciones y el Estado que establezca definitivamente la verdad sobre el horror del franquismo y los derechos de las víctimas.

Hoy, en plena crisis económica, política y social es más necesario que nunca defender la democracia y las libertades, y eso será difícil mientras no haya verdad, justicia y reparación.

Propuestas de la plataforma de la “Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo”:

1º.- Exigir en el Parlamento y Senado, como cámaras de representación popular la condena del ilegal golpe militar contra la República y de la dictadura franquista como ilegítima e ilegal. Así mismo exigirles que pidan perdón por los crímenes cometidos por el Estado.

2º.- Derogación de cualquier legislación que suponga o pueda interpretarse como “Ley de punto final”, a los efectos de los principios de Justicia Universal. Aplicación plena del derecho y los tratados internacionales que declaran la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Anulación de los juicios y sentencias dictadas por los tribunales franquistas.

3º.- Necesidad de la creación de una fiscalía especializada en las actuaciones criminales del franquismo.

4º.- Exigencia a los poderes públicos de las siguientes cuestiones:

Investigación sobre los desaparecidos y exhumación de los restos de las víctimas por cuenta del Estado.

Reparación a las víctimas vivas (familiares de los desaparecidos) en tanto que no se han resuelto estos crímenes.

Completar el Mapa de fosas y reconocimiento de lugares de memoria y censo de víctimas.

Rehabilitación de los exiliados y depurados por la represión.

Investigación y esclarecimiento del robo de niños.

Devolución de los patrimonios expoliados por el franquismo. 

Supresión de la simbología franquista.

Tipificación como delito de la exaltación de la dictadura franquista y de aquellas iniciativas que supongan apología del franquismo.

Reconocimiento y esclarecimiento del trabajo forzoso durante la época franquista.

Restablecimiento de la Oficina Estatal de atención a las víctimas y familiares del franquismo con personal especializado y presupuesto suficiente.

Derogación de toda la legislación y disposición legales que impiden o limitan el acceso a la documentación y archivos del periodo franquista 1936-1978 (Guardia Civil, Policía, Presidencia del gobierno, Defensa, Iglesia etc). 

5º.- Incluir en los contenidos educativos de todos los niveles de la enseñanza el conocimiento de nuestra historia democrática y la de todos los referentes de defensa de las libertades y los derechos humanos en el pasado y hasta nuestros días.



dimarts, 21 de maig de 2013

ARXIUS, IDENTITAT I ESTAT. XIV CONGRÉS D'ARXIVÍSTICA DE CATALUNYA. Barcelona 23, 24 i 25 de maig de 2013.


Els professionals de l’arxivística i la gestió de documents som part activa i compromesa amb la societat i amb els nostres temps, fet que ens ajuda a observar des de diferents punts de vista la situació històrica, social i política única i a la vegada tan interessant que està vivint el nostre país.

Aquesta XIV edició del Congrés d’Arxivística de Catalunya porta per títol Arxius: Identitat i Estat, i s’hi ha programat un seguit de ponències i dues taules rodones amb l’objectiu de crear un espai de debat, de confluència d’experiències i d’opinions enriquidores.

Quin és el paper dels arxius en el marc de la creació de les identitats col·lectives? I en la configuració de la seva identitat nacional? O, què entenem per patrimoni nacional? En cas de conflicte institucional, els fons documentals poden arribar a ser moneda de canvi? Què passaria amb el Sistema d’Arxius de Catalunya? I amb les estructures arxivístiques de gestió compartida?

En el nou marc que es podria crear, quins són els serveis que hauríem d’oferir a la ciutadania? Podríem aprofundir en la transparència administrativa i en l’accés universal a la documentació?
L’objectiu d’aquest XIV Congrés d’Arxivística de Catalunya que se celebra a Barcelona és ajudar a comprendre i respondre alguns d’aquests interrogants, així com trobar estratègies i marcs d’actuació útils per a la nostra professió.




Organitza:



dilluns, 13 de maig de 2013

BARCELONA EN POSTGUERRA, 1939-1945. CINC EXPOSICIONS REPASSEN LA POSTGUERRA A LA CIUTAT DE BARCELONA.


Responsables del projecte: Francesc Vilanova, Eulàlia Pérez i Mireia Capdevila.
Documentalista: Aram Monfort




El 26 de gener de 2014 es compleixen 75 anys des que les tropes franquistes van entrar a Barcelona, en el tram final de la Guerra Civil a Catalunya. En el llenguatge dels vencedors, la ciutat va ser «alliberada». La història no ha dubtat mai que Barcelona va caure i va ser ocupada, com ho seria Praga el març d’aquell mateix any a mans del nazisme; i com ho seria París, el juny de 1940.

L’exposició «Barcelona en postguerra (1939-1945)» té com a objectiu central mostrar la Barcelona de la immediata postguerra, des de la caiguda de la ciutat fins al final de l’alcaldia de Miquel Mateu i Pla, que coincideix amb la fi de la Segona Guerra Mundial.

A partir de materials propis de l’Arxiu Municipal de Barcelona (fotografies, gràfics, documents, premsa de l’època, etc.), volem mostrar la vida a la ciutat durant aquells anys i la voluntat dels ocupants de destruir la Barcelona catalanista, obrera i republicana. En lloc d’aquesta, les autoritats franquistes, locals i provincials, van maldar per convertir-la, de nou, en una simple «ciudad de provincias».